El Estudio Urodinámico (UDS) es el método de estudio específico de las alteraciones funcionales del aparato urinario. Constituye el método más seguro y fidedigno de determinación
del tipo de alteración y de la condición patológica subyacente. Sus objetivos incluyen: identificación de los factores que contribuyen a la alteración y su importancia relativa; predicción de la evolución y determinación del tratamiento.

urodinamia_con_silla_ergonomicaObviamente, en el estudio de la incontinencia femenina el estudio urodinámico ocupa el lugar preferente. De hecho la incontinencia urinaria es una condición que incluye un síntoma (que se define como cualquier pérdida involuntaria de orina), un signo y un conjunto de observaciones urodinámicas que a veces se asocian a alteraciones patológicas no urodinámicas. Es decir, cuando hablamos de incontinencia tenemos que conocer a qué alteraciones urodinámicas está asociada, y si existe alguna alteración anatómica o funcional determinante.

Los estudios urodinámicos engloban las siguientes pruebas:

  • Flujometría
  • Cistometría
  • Electromiografía de esfínter
  • Presión de fuga abdominal
  • Presión uretral permanente
  • Capacidad vesical
  • Curva de flujo/presión

Los estudios urodinámicos son imprescindibles en mujeres que consultan por incontinencia:

a. En el caso de una incontinencia de esfuerzo pura es determinante para la elección de tratamiento apropiado.

b. En pacientes con Urge-Incontinencia es imprescindible una cistometría para evidenciar la presencia de DO y sus características

c. En pacientes con MUI es fundamental para conocer el componente de incontinencia de esfuerzo y de detrrusor hiperactivo.  Es importante también para dilucidar las posibles alteraciones funcionales menos claras (como obstrucción) enmascaradas detrás de supuestas incontinencias mixtas

d. Determinar la etiología de la incontinencia en pacientes en las que no funciona el tratamiento conservador.

Share This