El cáncer testicular es una neoplasia maligna de células germinales que se origina en el testículo y es responsable de más del 95% de las neoplasias malignas testiculares.
Es el cáncer más frecuente en varones de 15-35 años de edad.
Los pacientes con cáncer testicular pueden acudir a la consulta por una masa testicular, ginecomastia, esterilidad, masa abdominal o síntomas relacionados con enfermedad metastásica como, por ejemplo, dorsalgia o tos.  Los tumores de células germinales (TCG) testiculares aparecen principalmente en varones de raza blanca.

FACTORES DE RIESGO

  • Criptorquidia, síndrome de Klinefelter, antecedentes familiares, atrofia testicular, esterilidad, consumo de marihuana.
  • Factores genéticos
  • Identificación de amplificación del isocromosoma 12p.

FISIOPATOLOGÍA

Los TCG testiculares se pueden dividir en dos subgrupos principales: seminomas y no TCG no seminomatosos.

Seminomas: constituyen el 50% de todos los cánceres testiculares y suelen aparecer en la cuarta década de la vida:

El resto de los TCG son de histología no seminomatosa (carcinoma de células embrionarias, tumor del saco vitelino, coriocarcinoma y teratoma): Aproximadamente el 50%-70% de los TCG no seminornatosos producen alfafetoproteína (AFP) y/o hCG. La mayoría de los tumores no seminomatosos son tumores de células germinales mixtos, que se componen de 2 o más tipos celulares (el seminoma puede ser uno de sus componentes); sin embargo, la definición de un seminoma puro excluye la presencia de elementos no seminomatosos o una AFP elevada en suero.

En los hombres que presentan una tumefacción o masa testicular siempre hay que tener en cuenta la posibilidad de un cáncer testicular.

EXPLORACIÓN FÍSICA

El hallazgo más frecuente en la exploración física es una tumefacción o masa intratesticular sólida.
Debe hacerse una exploración física completa de los pacientes, haciendo especial hincapié en la palpación de los ganglios linfáticos cervicales (linfadenopatía), las mamas (ginecomastia), el abdomen (linfadenopatía/ masas retroperitoneales, masas hepáticas) y el testículo contralateral (tumor testicular bilateral).

TRATAMIENTO

El tratamiento Farmacológico de primera línea es la Quimioterapia.

CIRUGÍA/OTROS PROCEDIMIENTOS

Orquiectomía radical con ligadura alta del cordón. En EELJU, el tratamiento preferido para los pacientes con alto riesgo de recidiva en el retroperitoneo (carcinoma predominantemente embrionario, invasión linfovascular o diseminación a la túnica
o el escroto) es la LRP primaria si se han normalizado los marcadores tumorales séricos.
La linfadenectomía retroperitoneal posquimioterapia (LRP-PQ) y la resección de las masas residuales forman parte integrante del tratamiento de los tumores no seminomatosos avanzados:
– Tras la quimioterapia de inducción, aproximadamente el 40% de los pacientes sometidos a LRP presenta teratoma retroperitoneal y un 10%15% adicional presenta TCG viable.

OTROS TRATAMIENTOS

Radioterapia

La radioterapia retroperitoneal sigue siendo el tratamiento de elección de los seminomas en estadio I y II. En pacientes altamente seleccionados puede realizarse control con TAC cada 4-6 meses.

Otras terapias

Pretratamiento con Mesna para reducir la incidencia de cistitis hemorrágica por ifosfamida.
En la enfermedad recurrente se utiliza quimioterapia a dosis altas con rescate con células madre hematopoyéticas (HDT).

 

Share This