El carcinoma de células renales es la forma más frecuente de cáncer de riñón, especialmente en adultos. 

El tratamiento inicial es quirúrgico pues tiene la peculiaridad de ser resistente a la radioterapia y la quimioterapia.

El carcinoma de células renales es más común en personas entre 50 y 70 años de edad y tiende a ser más frecuente en hombres.

El cáncer de células renales es más frecuente en el varón, con una relación hombre: mujer de 2:1, y en el hábitat urbano. A pesar de que el carcinoma de células renales (CCR) se considera una enfermedad del adulto, con un pico de prevalencia entre la cuarta y la sexta décadas de la vida, puede, en algunos casos raros, presentarse en pacientes jóvenes.

cancer renal

Los factores de riesgo más comunes incluyen el tabaquismo, factores genéticos y hemodialisis.

Cerca de un tercio de los pacientes presentan metástasis al momento del diagnóstico.

La tríada clásica del cáncer de riñón es sangre en la orina, dolor en un flanco y la aparición de una masa abdominal.

Los síndromes paraneoplásicos relacionados con la enfermedad son los responsables de una pléyade de síntomas en relación con el aumento de los niveles plasmáticos de prostaglandinas, glucagón, eritropoyetina, 1,25-dihidroxi-colecalciferol, factores relacionados con la hormona paratiroidea, gonadotropina coriónica, renina e insulina.

Estudios de imagen

El cáncer de células renales actualmente se diagnostica en estadios precoces de la enfermedad de forma incidental, debido, en gran medida, a la introducción de la ecografía y otras pruebas de imagen (TC o RNM) a los protocolos de rutina diagnóstica.
En la actualidad, la mayoría de los tumores renales son asintomáticos y se detectan accidentalmente durante un examen de imagenología, por lo general, en busca de causas no relacionadas.

Etiología

Se desconoce exactamente cuál es la razón de la aparición de células cancerosas en el riñón.
Se sabe que los antecedentes personales de tabaquismo aumenta el riesgo de un carcinoma de células renales. Ciertas personas pueden haber heredado el riesgo de un cáncer renal, por lo que es importante la historia familiar del individuo.

Patología

La apariencia macroscópica muestra un tumor multilobulado de color amarillento situado en la corteza renal, el cual con frecuencia contiene zonas de necrosis, hemorragia y fibrosis.
El cáncer de células renales es típicamente redondeado y de tamaño variable. Generalmente se encuentra envuelto por una seudocápsula compuesta por parénquima renal comprimido y tejido fibroso.

Histología

El carcinoma de células renales tiene 5 tipos histológicos.
El grado histológico, basado en la morfología nuclear, posee significado pronóstico por sí mismo y se considera un factor de supervivencia independiente del estadio tumoral.
Los lugares de presentación habitual de metástasis en el cáncer renal son el hígado, el pulmón, el tejido celular subcutáneo y el sistema nervioso central.
Tratamiento
Las opciones de tratamiento para el cáncer de células renales son la cirugía, radioterapia, quimioterapia , terapia hormonal, inmunoterapia, o una combinación de estas. Más del 50% de los pacientes con cáncer de células renales se curan en los estadios iníciales de la enfermedad, pero el pronóstico para el estadio IV es considerablemente malo. La probabilidad de cura depende directamente en el estadio, es decir, el grado de diseminación del tumor.
Nefrectomía radical
La nefrectomía radical se mantiene aún como el método mas eficaz en el tratamiento del cáncer de células renales primario

Cirugía renal conservadora

El carcinoma de células renales puede aparecer tanto en un riñón único, como bilateralmente de forma anacrónica o sincrónica. Dichas presentaciones constituían las indicaciones de la cirugía renal conservadora, pero, en la actualidad, dichas indicaciones se han ampliado a pacientes con riñones contra laterales sanos.

Radioterapia

Aunque parece que la radioterapia puede tener cierto papel en el manejo de las metástasis óseas, no existen estudios que hayan demostrado la utilidad de la misma en neoadyuvancia o coadyuvancia en el tratamiento de cáncer de células renales o en el tratamiento de la enfermedad ganglionar residual secundaria a este tipo de tumores

Carcinoma renal metastático

Quimioterapia

Un gran número de agentes quimioterapéuticos se han probado sin éxito hasta la actualidad en el tratamiento del cáncer de células renales.

Inmunoterapia

Históricamente, algunos estimuladores inmunológicos inespecíficos han demostrado mínimos beneficios (BCG, Corynebacterium parvum y levimasol).

Patología de las glándulas Suprarrenales

Recuento anatómico

Las glándulas suprarrenales son órganos pares, retroperitoneales, que miden de 3 a 5 cm de longitud y tienen un peso aproximado de 5 gr.

Carcinoma suprarrenal

Tumores infrecuentes y de mal pronóstico. Incidencia de 1 caso por cada 2 millones de habitantes, sin variación entre sexos
Se localizan predominantemente en la suprarrenal izquierda (50-70%) y hasta en un 7% son bilaterales en el momento del diagnóstico.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de malignidad de una tumoración adrenal es difícil, especialmente en masas de pesos aproximados entre 50-100 g, pero se puede establecer un conjunto de criterios clínicos y patológicos que pueden orientar el diagnóstico.
La evaluación radiológica debe incluir un estudio de extensión orientado a pulmón, hígado, ganglios linfáticos y huesos. La TC abdominal y pélvica puede definir la localización y extensión local, la presencia de metástasis ganglionares o viscerales y la funcionalidad contralateral (en ocasiones es necesario resecar en bloque glándula y riñón).

Share This